Juntas familiares: ¿Cómo funcionan?

Juntas familiares: ¿Cómo funcionan?

Juntas familiares: ¿Cómo funcionan?

Publicado 23 de Octubre

Con tantas actividades al día, las juntas familiares son el momento perfecto para mejorar la relación entre todos los miembros de tu familia; escuchar y sentirse escuchados. En las juntas familiares se puede platicar sobre las actividades de la semana, reconocer y recompensar los logros obtenidos o hablar sobre necesidades y sentimientos de los integrantes. A continuación te damos 7 consejos para que tus juntas resulten agradables y útiles para toda la familia:

  1. Deben ser en un día y momento donde todos coincidan y disfruten, por ejemplo, después de la cena con un delicioso postre.

  2. Los papás pueden funcionar como moderadores de la conversación para darle oportunidad justa de hablar a todos.

  3. Deben enfocarse en las necesidades, objetivos y logros tanto familiares como de cada individuo.

  4. Todos deben de tener la oportunidad de hablar sin ser criticados o interrumpidos.

  5. La junta no es un momento para regañar, castigar o recordar errores pasados. Esto se debe hacer de manera personal y por separado.

  6. Para que no sea tedioso, no debe de durar más de 30 minutos, a no ser que todos los miembros estén de acuerdo en que se alargue un poco más.

  7. Al final, todos aquellos que quieran decir cómo se sintieron en la junta pueden hacerlo, e incluso proponer un tema para platicar en la próxima junta.

Proponlo en casa y cuéntanos cómo les fue.

Regresar