Vuelta a la calma

Vuelta a la calma

Vuelta a la calma

Publicado 12 de Junio

Después de una productiva sesión de ejercicio, probablemente sólo pienses en sentarte y recuperar tu aliento o meterte a bañar, o tal vez terminar tus quehaceres del hogar; pero antes de que te detengas en seco, es importante realizar una serie de movimientos y ejercicios para ‘volver a la calma’.

El ejercicio sube tu temperatura corporal, dilata tus vasos sanguíneos y acelera tu ritmo cardíaco, por lo que detenerte de un segundo a otro pudiera provocar mareos, náuseas y hasta un desmayo. Hacer estos movimientos logrará que disminuyas tu temperatura y ritmo cardiaco de una manera gradual.

  • Camina lentamente por 5 minutos o hasta que tu ritmo cardiaco esté en 120 latidos por minuto.

  • Estira tus músculos de 10 a 30 segundos. Estudios demuestran que estirarse puede disminuir el dolor muscular del día siguiente provocado por el ejercicio.

  • Estira grupos musculares grandes como los brazos, piernas, abdomen, espalda y pecho.

  • Procura que tus estiramientos sean estáticos; es decir, mantenlos hasta donde tu cuerpo lo permita sin moverte de un lado a otro.

  • No mantengas la respiración durante tus estiramientos, continúa respirando profunda y lentamente.

No olvides realizar estos ejercicios, tomando en cuenta tus tiempos; o sea que si sólo tienes 30 minutos para hacer ejercicio, aparta 5 de ellos para volver a la calma.

Regresar